miércoles, 11 de agosto de 2010

LECTURA REFLEXIVA PARA PADRES

“ENSEÑELES A BUSCAR SOLUCIONES"


Cuando las personas se ven enfrentadas a un problema, conservar la calma y buscar soluciones es difícil. En parte porque las situaciones son complejas y, en gran medida, porque las emociones impiden mirar la situación con objetividad, lo que interfiere en la capacidad de planificar y evaluar soluciones posibles.



Algunas emociones como la rabia, la angustia y la pena -que por supuesto son legítimas en ciertos niños(as)- tienen una intensidad tal que les produce un gran malestar psicológico. Y, a su vez interfiere su vida emocional de tal manera que les inhibe la capacidad de pensar soluciones y anticipar las consecuencias.

Empatizar con el niño o adolescente y ayudarlo a descomprimirse lo alivia del estrés. Pero es necesario cuando ya está más calmado pasar a una segunda etapa: ¿qué podemos hacer?.

La sola formulación de la pregunta de esta naturaleza fortalece al niño, ya que se le comunica que tiene competencias para resolver el problema.

Plantearse alternativas y tratar de comprender la lógica de los problemas ayuda a imaginar qué le sucede al otro. No contentarse con culpabilizar, sino que asumir que una parte del problema puede ser mi manera de hacer las cosas.

No se trata que el niño caiga en actitudes autoinculpatorias, pero sí que se abra a mirar los problemas desde la perspectiva de los otros, además de la suya. Enseñarles a mirar los problemas desde diferentes ángulos y a generar soluciones alternativas, más que limitarse, es un gran aprendizaje para la vida.

Tratar de comprender la lógica de los problemas ayuda a imaginar qué le sucede al otro.


Neva Milicic
Sicológa

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada